¿Qué estás buscando?

Ají Challenge eligió su ganador en Encuentros ChileGlobal 2015

La tercera generación de este concurso de emprendimiento tuvo como finalistas a tres proyectos amigables con el medio ambiente. Shel-Life, un recubrimiento para que las frutas duren más tiempo ganó el desafío. Mientras que Protect In Community (PIC), una plataforma cuyo fin es preservar ecosistemas, obtuvo el premio del público.

Tres minutos para explicar el proyecto (pitch), siete preguntas del jurado y una del público. Eso era todo lo que tuvieron los finalistas del Ají Challenge que se presentaron en Encuentros ChileGlobal 2015 el pasado miércoles 8 de julio. Sorprendentemente los tres proyectos estaban vinculados con el cuidado del medio ambiente: un recubrimiento orgánico que prolonga la vida de la fruta, una plataforma que preserva ecosistemas alrededor del mundo, y un cargador de celulares que emplea la energía residual de las plantas.

Evelyn, Camila, Carolina. Cred E-Kaia

Representantes Cred E-Kaia.

“Es una tendencia fuerte. Ha sido un año complicado por el cambio climático. Hay una conciencia mayor por hacer las cosas de manera diferente y nos estamos dando cuenta de que todos somos un factor relevante de cambio, todos podemos aportar y eso se está viendo en las universidades, incubadoras y también en la exigencia del mercado, como son las Empresas B” (compañías que se rigen por el mercado, pero cuyo fin es dar solución a problemas sociales y ambientales), comenta Felipe Silberstein, uno de los creadores del Ají Challenge.

La historia de este concurso de emprendimiento partió justamente en Encuentros, en el evento de 2011 que se realizó en la Universidad de California Berkeley (Estados Unidos). En ese entonces, Silberstein, Diego Rigo Righi y Tomás Buttazzoni cursaban un MBA en el Babson College (en Massachusetts, EE.UU.). A los tres jóvenes les encantó el concepto tras Encuentros. Sin embargo, pensaron que además de investigación, este evento debía incluir innovación y emprendimiento. Dos años después, en el Encuentros 2013 de Boston (EE.UU.) premiaron al primer ganador: Kura Biotec, una empresa que aisló una enzima presente en un desecho de las granjas de cultivo de abalones, sus vísceras. Esta enzima se emplea para el análisis de drogas en muestras de laboratorios.Mientras que el ganador de la segunda generación del Ají Challenge, que se realizó durante Encuentros ChileGlobal 2014 (en Santiago), fue Orbital Wave Energy, creadores de una tecnología que emplea las olas del mar para producir energía limpia en zonas costeras.

Equipo PIC. Cred PIC

Equipo PIC Cred.

Este año, el  Ají Challenge recibió más de 60 videos que explicaban una idea innovadora. Quince iniciativas fueron elegidas como semifinalistas en mayo, las cuales participaron en workshops dictados por la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) y seminarios dictados por profesores del Sloan School of Management del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Todas estas instituciones colaboraron en la elección de los tres semifinalistas de la tercera generación del Ají Challenge, concurso que deriva su nombre de la forma de nuestro país.

Acerca del apoyo del MIT y de la UAI, Silberstein opina: “Primero, les abre los ojos a los ajíes que sus proyectos están para ser implementados desde una forma global y no sólo local. Además buscamos juntarlos con personas que estén en proyectos parecidos -tanto en la red de Encuentros ChileGlobal, como del MIT- para que los mentoreen y los apoyen a ‘globalizar’ su proyecto. Finalmente los contactamos con oficinas expertas en Propiedad intelectual a nivel internacional para que comiencen con el pie derecho en el patentamiento del proyecto”.

Los finalistas

“Entre un 20% y 25% de la producción nacional de frutas se pierde por sus procesos naturales de deshidratación y contaminación microbiana”, parte diciendo el video explicativo de Shel-Life, recubrimiento natural, orgánico y comestible de frutas, creado por los doctores en ciencias de la ingeniería Francisco Palma y Rodrigo Vergara, fundadores de la empresa Poly-Natural. Utilizando un rociador, Shel-Life forma una ‘segunda piel’ natural en las frutas. Sus creadores aseguran que esta aplicación reduce la carga microbiana y retarda la deshidratación. Todo esto no sólo mejoraría el sabor y el aspecto visual de la fruta, sino que también preservaría mejor la fruta en sus largos viajes a Estados Unidos, Europa y China. Shel-Life ganó el Ají Challenge 2015. Por esta razón, ChileGlobal entrevistó a uno de sus creadores, Francisco Palma, en cuanto regresó a Chile.

Eduardo Della Maggiora. Cred PIC

Eduardo della Maggiora, Ingeniero UC.

Mientras que el favorito del público fue PIC, Preserve In Community (http://preserveincommunity.com). La historia tras uno de sus creadores es bastante particular. El ingeniero UC Eduardo della Maggiora desarrolló una carrera profesional meteórica: llegó a ser vicepresidente del grupo de fusiones y adquisiciones de la empresa financiera JP Morgan, en Nueva York. Sin embargo, dejó su trabajo para dedicarse a proyectos sociales. Así fue como llegó a Change Heroes (www.changeheroes.com), una plataforma de recaudación de donaciones personalizadas para construir escuelas en África.

Ahora della Maggiora es uno de los co-fundadores de PIC, una plataforma cuyo fin es preservar ecosistemas alrededor del mundo. A través de una aplicación, el usuario puede navegar por diferentes lugares disponibles para preservar, además de adquirir un PIC: un metro cuadrado por un dólar. El primer parque PIC estará localizado en la Patagonia (Estero El Tupido, Palena Medio). ¿Los beneficios para los que participen? Acceso al parque, certificado de co-fundador y su selfie desplegada (más PICs, más grande la foto).

El tercer finalista fue E-Kaia, fundada por las ingenieras Evelyn Aravena, Carolina Guerrero y Camila Rupcich. Esta empresa creó el dispositivo EK01, un “cargador” de celular o de tablet que en vez de conectarse al enchufe, se entierra en un macetero, ya que emplea la energía residual de la planta a través de un biocircuito.  El dispositivo permitiría una carga rápida y sólo necesitaría de una planta bien cuidada.

Tras esta terecra generación, el equipo de Ají Challenge tiene planeada una autoevaluación, en la cual participarán todos los finalistas y algunos semifinalistas “para ver cómo hacemos más relevante el Ají Challenge”, comenta Silberstein. Y adelanta algunas de las nuevas líneas que están explorando: “Estamos trabajando muy de la mano con la Oficina Latinoamericana de Sloan del MIT para traer mejores coaches, speakers y hacer más Quebradas del Ají con nuestros proyectos”.

Esta misma alianza con una de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos les ha permitido apoyar otras iniciativas, como el Festival Internacional de Innovación Social (fiiS), gestionando la participación de gente del MIT “para inspirar y comunicar que el factor del cambio no es sólo las personas que hace charlas TED, sino que… ¡somos todos!”, remata Silberstein.