¿Qué estás buscando?

Álvaro Cisternas, médico veterinario: “Creo que es importante romper el prejuicio frente a la investigación veterinaria”

Desde Estados Unidos hablamos con el médico veterinario, especialista en anestesia y analgesia, Álvaro Cisternas, quien comentó sobre el desarrollo y el futuro de la medicina paliativa en pacientes veterinarios, además de las ventajas y desventajas que tiene nuestro país en el desarrollo de ciencia con animales.

Para Álvaro Cisternas (33) seguir el camino de la medicina veterinaria fue algo que siempre estuvo en sus planes, un interés que en el año 2008 lo llevó a emigrar a Estados Unidos, donde actualmente reside.

Luego de haber cursado la carrera de Medicina Veterinaria en la Universidad Santo Tomás fue seleccionado por la Universidad de Pennsylvania para hacer una residencia hospitalaria, gracias al Programa Nacional de Similitudes de Residencia (NRMP), conocido como “Match”.

Una de las grandes diferencias que Cisternas destaca entre Chile y Estados Unidos en su especialidad y área de estudio, es que en nuestro país considera que no existe una fuerza de publicación importante de papers para universidades y/o revistas científicas. “En Chile no hay muchos recursos, pero en el caso de que los hubiera, tampoco hay una fuerza de publicación constante, lo que dificulta que buenos investigadores lleguen a hacerse conocidos en este espacio”, comenta.

Cisternas también hace una crítica a la falta de educación en cuanto al idioma inglés, situación que también dificulta que muchos estudiantes, e incluso científicos muy buenos en sus áreas de estudio, puedan desarrollarse afuera. “En Estados Unidos, por ejemplo, es posible ser discriminado en los círculos científicos por no tener una buena base de idioma inglés, e incluso muchos tienen que pasar por extensos cursos de nivelación para poder estar a la par de sus compañeros en el lenguaje”.

Finalmente, cree que otra desventaja que tiene nuestro país respecto de los norteamericanos, es que tenemos distintos modos de trabajar. “En Estados Unidos por lo general tienen una mentalidad muy ganadora, se creen el cuento y trabajan por lograr los objetivos basándose en cumplir con ciertos criterios que nosotros no conocemos”, y destaca también que esa enseñanza proviene desde la educación secundaria, donde “entrenan” a los estudiantes para siempre tener un potencial que destacar en su área, y así poder calificar mejor para los distintos puestos de trabajo, becas y otros beneficios.

Los planes a futuro

“En los próximos meses comenzaré a trabajar en un proyecto sobre el dolor crónico, con una droga que se trabaja desde hace 15 años y que espera ser usada en pacientes veterinarios afectados por cáncer y enfermedades osteoartríticas, en la búsqueda por mejorar su calidad de vida”, destaca Cisternas, entusiasmado con la idea de desarrollar avances que puedan beneficiar a animales domésticos que sufren de artritis y otros problemas reumatológicos en edad avanzada, y posteriormente trabajar con este mismo medicamento en pacientes que sufren patologías cardíacas.

En cuanto a su área de trabajo, el investigador visualizaun futuro prometedor para pacientes veterinarios, y augura muchos avances en esta materia. De hecho, actualmente se encuentra realizando una residencia para la Universidad de Cornwell (Nueva York, NY) y espera rendir su examen teórico en 2018, además de estar trabajando para la Universidad de San Diego en el desarrollo de una inyección epidural para pacientes veterinarios, con el objetivo de paliar el dolor en casos de enfermedades de columna.

“Se trata del desarrollo de una bomba de infusión, o catéter que va dentro de la columna del paciente, y que intenta mejorar la entrega de la droga para no provocar parálisis”, comenta.

Paralelo a estos proyectos, desde inicios de julio, Cisternas se desempeña como Consultor Clínico para ARK Animal Health, que trabaja en conjunto con la Universidad de San Diego.

“Creo que es importante romper el prejuicio frente a la investigación veterinaria y al uso de animales en las pruebas, contrario a lo que se muestra en algunos medios y asociaciones activistas, nosotros no trabajamos para hacer daño a los animales que son sujetos de estudio, sino crear medicina que mejore la calidad de vida de los pacientes”, afirma a modo de cierre y agrega que considera importante mencionar que los laboratorios que realizan testeo en animales cumplen con la normativa necesaria para las pruebas y que existe una fiscalización constante del buen cumplimiento de estas prácticas, siempre en favor de los animales.