¿Qué estás buscando?

Aprendiendo a adaptarse a una cultura diferente

El Grupo de Investigación Chileno de Australia (CREGA) organizó su segundo ChileGlobal Seminar de 2015. “Aculturación en el Contexto Académico Australiano” buscó entregar herramientas para que los chilenos que llegaron este año a estudiar un posgrado en este país oceánico enfrenten de mejor manera la adaptación, proceso por el cual todos pasan, pero para el que “no necesariamente llegamos preparados”, en palabras de Jaime Fontbona, orador principal de la actividad.

“La aculturación es un proceso por el que todos pasamos cuando nos vamos a vivir al extranjero y para el cual no necesariamente llegamos preparados… Existe cierta autosuficiencia respecto de creer no necesitar información o apoyo en este tema, tal vez porque sentimos que nuestra cultura chilena ‘educada’ no es muy distinta a la de los países occidentales desarrollados. Sin embargo, este es un gran error, pues son muy diferentes”, explica el psicólogo clínico Jaime Fontbona, candidato a doctor en Salud Pública de la Universidad de Melbourne (Australia).

22

La actividad buscó entregar herramientas para que los chilenos que cursan un posgrado en Australia enfrenten de mejor manera la adaptación.

Por eso, el Grupo de Investigación Chileno de Australia (The Chilean Research Group of Australia, CREGA), en alianza con la Asociación de Becarios del Pacífico sur (BECPAS) y con el apoyo de ChileGlobal, la red de talentos de la Fundación Imagen de Chile, organizaron por segundo año consecutivo el ChileGlobal Seminar “Aculturación en el Contexto Académico Australiano”. “Lo positivo del encuentro fue entender las diferencias culturales existentes entre Chile y Australia y ver las experiencias como algo que es parte de este proceso. Jaime Fontbona entregó esta mirada desde un punto de vista académico, pero además agregó el apecto del diario vivir, de modo que nos entregó una visión más transversal”, opina Graciela León, presidenta de CREGA y estudiante de magíster en Tecnologías de la Información en Salud de la U. de Melbourne, casa de estudios en donde se llevó a cabo el ChileGlobal Seminar el pasado 3 de junio y al cual asistieron una veintena de personas.

Fontbona menciona una de estas “diferencias” en el plano académico: la gran relevancia del profesor en Chile versus el énfasis en el interés e iniciativa del alumno en Australia. “Esto es muy bueno para desarrollar ideas y futuros proyectos. Pero a algunos les cuesta darse cuenta y lo mal gastan presentando trabajos en materias que ya manejan; otros se desilusionan pues sienten que los profesores no les muestran cuáles son los contenidos que deben saber”, acota.

El profesional destaca que las diferencias además de académicas, son culturales. Detalla, por ejemplo, el rol de la familia: “En Australia es muchísimo menos relevante, pero se reemplaza por un apoyo mayor de la comunidad, vecinos y conocidos. Es muy común la solidaridad entre conocidos y desconocidos, y no sólo en momentos de crisis o liderada por instituciones”.

Y añade: “También en democracias liberales maduras, los derechos y apoyo a los ciudadanos están más desarrollados y eso es interesante de experimentar. En suma, es importante notar que no es que las ‘cosas son así’, de una sola forma, sino que hay muchas formas posibles y válidas. Y eso abre ‘la cabeza’ a pensarse uno mismo, y las costumbres y creencias que adquirió”.

33

El ChileGlobal Seminar se realizó el pasado 3 de junio y asistieron aproximadamente 20 personas.

En opinión del psicólogo clínico, existen características de los chilenos que les ayudan en este proceso de adaptación, como el alto nivel de nuestra educación y que “como cultura latinoamericana solemos contar con una ‘cabeza’ crítica, que es un gran punto de partida para desarrollar capacidades de análisis”. También tendríamos similitudes con la cultura australiana: “El estilo de ‘amistad’ también está basado en el humor de reírse de uno mismo y con el otro, aunque aquí es más respetuoso de no herir a nadie. Ese es un gran descubrimiento, pero que sólo se alcanza cuando ha desarrollado un nivel de comprensión del lenguaje local para entender los chistes”.

El profesional explica que las estrategias de aculturación dependen de la cantidad de tiempo que se viva fuera del país, los que viven poco más de un año “tienden a asimilar lo más posible de la cultura local, casi como si nos disfrazáramos de ‘primer mundo’. Tal vez porque eso también es parte de nuestra cultural. Por algo nos hemos autodenominado los ingleses, los franceses o hasta los jaguares de Latinoamérica. Esto suele cambiar en la medida en que hay mayor contacto con locales”, opina el psicólogo clínico.

Por eso es clave informarse sobre este proceso de aculturación. “He conocido varios casos donde este proceso falla, sea por falta de estrategias o excesiva rigidez, y pone en peligro el resultado de los estudios. Lo que muchas veces es visto solo como ‘bajón temporal’, puede llevar a desmotivación, crisis vocacionales, o un síndrome depresivo”, concluye Fontbona, cuya área de investigación son los suicidios, un tema que cobra cada vez más relevancia en Australia (recientemente expuso su trabajo en un congreso nacional).