¿Qué estás buscando?

Décimo Coloquio Echfrancia: Potenciar la innovación para desarrollar las ciencias

Luego del reciente Coloquio de EchFrancia, realizado en octubre en París, y que contó con el apoyo de la Red de Talentos de Imagen de Chile ChileGlobal, conversamos con Rodrigo Torres, Director Académico de la red, para conocer sus conclusiones sobre el encuentro. ¿Cuál es el estado de la innovación en Chile?  ¿Cómo potenciarla? Fueron algunos de los temas planteados en la cita de los investigadores chilenos en el país galo.

14691318_1772674912987060_7284610528578456798_o

El evento conttó con el apoyo de ChileGlobal.

A mediados de octubre se llevó a cabo en Paris el 10mo Coloquio de la Asociación de Estudiantes e Investigadores Chilenos en Francia, EchFrancia. Bajo el título “Innovación en Ciencias Sociales: prácticas, valores y debates”, el llamado fue a reflexionar en torno a la innovación desde el ámbito humanista, recogiendo varias de las conclusiones y temas generados en los seminarios desarrollados por la agrupación en junio, julio y octubre de este año. De acuerdo al Director Académico de la red, Rodrigo Torres, una de las principales conclusiones de la actividad fue la importancia que tiene la innovación como un objeto de estudio para las ciencias humanas y sociales.

“¿Cómo se innova?, ¿por qué innovar?, ¿qué rol juegan la tecnología, las instituciones y actores sociales en el proceso de innovación? Creo que la innovación social se presenta como un proceso de gran importancia a nivel del desarrollo de los países, y las ciencias sociales colaboran de manera estrecha en la mejora de los procesos institucionales”, afirma el doctor en Ciencias Políticas de la Universidad Paris 1 Panthéon-Sorbonne.

Porque desde su perspectiva, destaca un punto en común señalado por los participantes del Coloquio: la falta de comunicación entre las ciencias sociales y otras ciencias en el tema de la innovación, así como el desconocimiento de la importancia y las competencias con la que los investigadores en ciencias sociales y humanas podrían contribuir al sector público y privado en términos de productividad y desarrollo.

De hecho, uno de los platos fuertes del coloquio fue la ponencia “Economía, conocimiento e innovación”, donde se abordó la relación entre capitales e innovación. En cuanto a Chile, comenta el cientista político, si bien existen fondos para incentivar la innovación productiva, así como un Laboratorio de Gobierno para innovar en las prácticas del sector público, existe una gran diferencia con Francia, y es la institucionalidad pública en el área de la ciencia e innovación. En esa línea, considera, en nuestro país se hace necesaria una mayor participación del sector público, dirigiendo políticas según las necesidades nacionales, regionales y locales.

14691148_1772708509650367_1742588968916624200_n

Panel de expositores.

Estableciendo paralelos entre la realidad europea y la chilena, en el encuentro se destacó que una de las mayores diferencias entre Chile con Francia es que ellos cuentan con organismos público de investigación y polos científicos de renombre mundial, como el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS). Además, se encuentran actualmente entre los cinco países con mayor porcentaje del PIB destinado a innovación (más del 2%). “En Francia se desarrolla una importante colaboración entre el sector privado y público en materia innovación, investigación y desarrollo. Cerca de 2/3 del gasto en esta área va para el sector privado, y si bien Chile no cuenta con las mismas condiciones económicas, creo que es necesario seguir el ejemplo francés con un aumento de la participación del sector público en investigación y desarrollo”, comenta Torres.

En esa línea, en el Coloquio desarrollado por EchFrancia se mencionó que la creación de un Ministerio de la Ciencia o un Centro Nacional de Investigación e Innovación, serían un gran apoyo. Rodrigo Torres explica que en términos concretos, una institucionalidad científica que contrate investigadores y financie proyectos y/o programas que respondan a las problemáticas y potencialidades de las diferentes regiones del país, sería un gran aporte a la innovación.

Otros temas abordados en el marco de la Conferencia fueron la relación entre innovación y SHS, que puso en la sala el paralelo entre innovación, territorio y sociedad, además del estrecho lazo entre innovación, investigación y ciencias sociales, dejando en claro que éstas no solo son un aporte para su desarrollo, sino que son fundamentales en el proceso de innovación.

Para conversar y debatir sobre las temáticas planteadas, el coloquio contó con invitados como Gérard Gaglio, profesor de la Universidad de Tecnología de Troyes; Rodrigo Paillacar, profesor-investigador y conferencista de la Universidad de Cergy-Pontoise; Francisco Maturana de la Universidad Alberto Hurtado; Javier León y  Mario Ramos de la Universidad del Bío-Bío; Paula Cubillos, profesora de investigación en IRTS; Gonzalo Marchant, doctorante de la Universidad Montpellier; Pamela Cerda, antropóloga y José Julián Soto, doctorante de la Universidad de Valladolid; y Françoise Cros, profesor del Centro de Investigación en la Formación, Conservatorio Nacional de artes y oficios.

14705764_1772707942983757_550088011156618474_n

La actividad cumplió con las expectativas de los
organizadores.

“En Chile existen diversas iniciativas de innovación, en diferentes ámbitos. Por ejemplo, en nuestro Coloquio participaron profesores e investigadores de universidades chilenas de regiones, analizando proyectos innovación para el desarrollo urbano-regional: a nivel de transporte, de organización espacial, de uso de recursos locales, entre otros. De igual forma, sectores como la minería o el sector público presentan muchas veces iniciativas innovadoras”, asegura Rodrigo Torres. Sin embargo, agrega, la mayoría de las iniciativas de innovación nacen desde los actores y de las realidades locales, lo que muestra lo necesario de una institucionalidad para el desarrollo científico y tecnológico a nivel nacional.

Otro apoyo importante en esta área, apunta, es el trabajo de las redes como ChileGlobal y EchFrancia, que facilitan la difusión y coordinación de actividades a distancia de manera más eficiente. “Pienso que la política de ChileGlobal de apoyo a las redes de jóvenes investigadores chilenos en el extranjero es sin duda un gran apoyo a grupos que no necesariamente contaban con los recursos. En este sentido, presentar proyectos que relacionen el mundo académico internacional con jóvenes investigadores chilenos en el extranjero ya es una iniciativa innovadora para lo que era tradicionalmente la formación académica de chilenos fuera del país”, finaliza.