¿Qué estás buscando?

En búsqueda del eslabón perdido para lograr el desarrollo sustentable en Chile

En Nottingham (Reino Unido), estudiantes de postgrado e investigadores internacionales y chilenos se abocaron a responder una pregunta concreta: qué es lo que hace falta para que logremos un desarrollo sustentable en nuestro país y en Latinoamérica. Discutieron en torno a cuatro ejes temáticos: Energía e Innovación, Instituciones Sólidas, Educación, y Probreza e Inequidad. Acá, parte de ese rico diálogo.

Nottingham, 200 kilómetros al norte de Londres, se transformó en la capital de los chilenos estudiando un postgrado o investigando en el Reino Unido. En la Universidad de Nottingham se realizó el seminario “Sustainable development in Chile and Latinamerica: Where is the missing link?” (“Desarrollo sustentable en Chile y Latinoamérica: ¿Dónde está el eslabón perdido?”). El evento, que tomó un día completo, contó con una “convocatoria que fue mucho más allá de cualquiera de nuestras expectitivas iniciales”, comentó Vader Johnson, presidente de la Chilean Society de esa casa de estudios.

“El llamado llegó mucho más allá de sólo los chilenos y los latinoamericanos, tuvimos mucha gente de la misma Inglaterra y estudiantes de Asia, básicamente porque les interesaba saber cuál era nuestra experiencia, qué estamos haciendo. Además asistieron un par de académicos. Esto nos sirve a todos porque así los asistentes extranjeros tienen una mejor idea de cuál es el contexto en Chile, en particular, y de Latinoamérica, en general, y también les ayuda a entender mejor la forma en que tienen que relacionarse con la academia en Chile”, añadió Johnson, estudiante de magíster de Entrepreneurship, Innovation and Management.

El seminario, que se realizó el viernes 22 de junio, contó con cuatro paneles: Energía e Innovación, Instituciones Sólidas, Educación, y Probreza e Inequidad, que fueron los ejes temáticos que consiguieron mayor convocatoria y que están vinculadas con los lineamientos de la ONU sobre desarrollo sustentable. “Dentro de esas cuatro disciplinas, le hacíamos a todos la misma pregunta. Nuestro supuesto era que lo que nos está faltando va más allá de las especificidades, tiene que ver con algo de base que no estamos haciendo bien, y que, además, nos sirve para darnos cuenta de qué cosas sí estamos haciendo bien”, explicó Johnson.

“El tomar distancia de la región y de los países sobre los cuales se quiere reflexionar ayuda a tener nuevas perspectivas. En particular, que haya prácticas o políticas de distintos lugares y que se pueda realizar una mirada comparada, como en el campo de la educación comparada, para ver dónde han funcionado ciertas políticas, analizar sus factores de éxito, los que dependen de distintos elementos, como del contexto o de la cultura, y que se pueden apreciar desde una manera más contrastante desde fuera que desde dentro”, comentó sobre el seminario uno de sus oradores principales, Carlos Vargas Tamez, senior project officer para la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe de Unesco.

Vargas responde a la consulta sobre el eslabón perdido que se plantea en el título de la conferencia. Opina que tienen especial relevancia los principios de equidad e inclusión, sólo así se tratará de “un desarrollo incluyente y equitativo, para todos y todas, un mundo mucho más justo socialmente y sostenible, en el que quepamos todos y todas”. Otro de los oradores principales fue Andrés Velasco, ministro de Hacienda durante el primer gobierno de Michelle Bachelet.

“Creo que es un evento fantástico para mostrar parte del interesante conocimiento en investigación que los estudiantes de Chile tienen… Esta es una generación tratando de hacer una diferencia. Entonces es de esperar que académicos y estudiantes chilenos puedan contribuir”, opinó Isobel O’Neill, profesor asistente de Emprendimiento e Innovación en la U. de Nottingham, y una de las panelistas de “Energía e Innovación”.

Otro de los participantes en este panel fue Cristóbal Moreno, jefe del área de diseño industrial de la USACH. “Presenté la relación de cómo el diseño puede ser motor para mejorar las condiciones de infraestructura para promover las condiciones de innovación en las pequeñas empresas”, resume. El académico recalca que uno de los temas fundamentales para lograr el desarrollo sustentable es la educación. Afirma que se debe invitar a emprendedores y pequeñas empresas a este tipo de seminarios para que “conozcan esta realidad y no la vean tan lejana. Ahí nosotros tenemos que hacer el ejercicio de apoyarlos, generar innovaciones y vincularlas a las pequeñas empresas”, reflexiona.

Alex Olivares, estudiante de máster en políticas públicas de la Universidad de Oxford, resume el tema que abordó “Instituciones Sólidas”, panel del cual fue moderador: “Puso sobre la mesa la crisis que hoy día enfrentan las instituciones en Latinoamericana y cómo éstas lidian con el problema de recuperar la confianza de la ciudadanía para diseñar estrategias sustentables en el largo plazo”.

Uno de los oradores de este panel fue Pablo Salas, miembro del Cambridge Centre for Environment, Energy and Natural Resource Governance (C-EENRG), que trató específicamente el eslabón perdido entre las políticas de estado y la ciencia. “Hay definitivamente un fuerte componente de institucionalidad, de las estrucuturas de gobernanza, que permiten a los científicos tener un canal ya fijo para comunicar sus ideas al mundo del policy making (los que realizan las políticas públicas). En Latinoamérica esa institucionalidad está partiendo recién. Muchas decisiones que se toman en congresos latinoamericanos, no necesariamente pasan por un comité cientifico. Eso está cambiando. En Chile cada vez hay más comités científicos y Brasil ya tiene una larga historia de ese uso. Pero todavía nos queda mucho más que hacer”, explica el doctor Salas.

Mientras que Javiera Salazar, panelista de “Educación”, opina que en Chile existe un esfuerzo para que esta disciplina sea una herramienta para el desarrollo sustentable. “Pero aún estamos muy alejados porque para tener una educación de calidad e inclusiva hay muchos factores en los cuales que trabajar y creo que estamos abocados a la etapa de las leyes, a lo que tenemos que exigir al resto hacer. Todavía no estamos enfocados realmente en verificar si eso se está cumpliendo o tratar de generar estrategias para que realmente se cumplan. Creo que vamos por ahí, pero tenemos un largo camino que recorrer”, comentó.

Para Daina de Luna, estudiante de doctorado en Business and Management de la U. de Manchester, participar en el panel de “Desigualdad y Pobreza” fue “la oportunidad que tengo para que la audiencia esté familiarizada con mi tema de investigación… Como estamos estudiando en el Reino Unido, cada vez que voy a una conferencia sobre trabajo decente o de relaciones laborales siempre son temas europeos”, explica. De Luna investiga la revitalización sindical en la industria de los alimentos en Chile. Otro participante de ese panel fue Fernando Toro, estudiante de master en Desarrollo de Planificación Urbana del University College London. Este arquitecto analiza el nivel de segregación de seis ciudades chilenas. Opina que si estas localidades no son intervenidas, “van directamente a parecerse a Santiago, una ciudad muy desigual, según un estudio de 2013 de la OCDE” (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Desde su disciplina, Toro cree que Chile “está completamente lejos del desarrollo sustentable porque el mercado tiene una fuerza demasiado alta”.

En general, uno de los eslabones perdidos que se repetía entre los asistentes era la falta de comunicación y coordinación entre las distintas instancias. “Muchos esfuerzos son de forma independiente y falta una o diversas instancias de colaboración, de conversación y de transmisión de conocimiento en las cuales podamos alinear estos obejtivos dentro de la sociedad para que todos vayamos en la misma dirección”, resume Johnson, uno de los principales organizadores del evento.

El presidente de la Chilean Society en la U. de Nottingham además aclara que no se trató de un “seminario académico propiamente tal”. Cuenta que le solicitaron a los asistentes que vincularan sus investigaciones con la discusión. “Creo que esto va a ser un muy buen input para sus trabajos académicos. Ojalá, realimenten lo que están haciendo y, en el mejor de los casos, puedan tener un nuevo punto de vista para desarrollar sus investigaciones”, destaca.

Dado que los asistentes al seminario provenían de distintas disciplinas, otro beneficio fue la “generación de redes que, normalmente, no se van a dar en Chile porque uno tiende a estar en su burbuja disciplinaria”, reflexiona Johnson. Y añade: “En cambio acá tenemos la instancia de conocer gente fuera de ésta y eso, en mi opinión personal, va generando un tremendo valor en resolver el problema que tenemos de fondo: no nos comunicamos fuera de nuestras disciplinas. Entonces creo que más allá de lo que se discuta, y si se llega o no a algún resultado, el valor está en poner en contacto gente que, de otra manera, no lo habría hecho”.