¿Qué estás buscando?

Erick Armingol: ¿Cómo puedo conseguir una beca para estudiar un postgrado en Estados Unidos?

En el país del norte están 15 de las 20 mejores universidades del mundo, según Times Higher Education (THE). Pero, ¿cómo lograr cursar un posgrado allá? Los chilenos, esencialmente, cuentan con tres tipos de fondos. Acá les entregamos la información fundamental para acceder a estas becas y algunas recomendaciones para estudiar un magíster o un doctorado en ese país.

Erick Armingol partió a principios de agosto a la Universidad de California, San Diego (UCSD), en Estados Unidos, a cumplir uno de sus sueños: cursar un doctorado en Bioinformática. Erick llega con un sólido respaldo académico y económico, que construyó paso a paso. Primero postuló a la beca Fulbright y, tras obtenerla, solicitó su Ph.D. en San Diego. En el camino, también logró el respaldo de Becas Chile e incluso el de la propia universidad.

“Las becas pesan harto al momento de postular. Lo que me he fijado es que no sólo ven las lucas, sino que el respaldo que uno tiene. El estudiante es bueno porque pasó un filtro importante”, explica Erick. Ésa fue su estrategia. Otros logran irse a Estados Unidos postulando directamente a la universidad y luego a los fondos.

Para conseguir la aceptación de la universidad, Erick también recomienda “tratar de contactar a los profesores con los cuales te gustaría trabajar durante tu doctorado con anticipación. Por eso la primera vez yo no quedé en UCSD. Este año, comencé un intercambio muy rico de consejos y de planificación con los profesores que me interesaban. Así pude saber si yo era alguien que ellos buscaran. Y ellos me decían: ‘Podríamos empezar a trabajar en este tema’”.

En general, todo aquel que quiere estudiar su posgrado en Estados Unidos- cuna de 15 de las 20 mejores universidades del mundo según Times Higher Education (THE)-, cuenta con tres tipos de becas.

Becas Chile:

Este programa, dependiente de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (CONICYT), cubre la gran mayoría de los costos asociados a estudiar en el extranjero, como pasajes, costos de la visa, mensualidad de la universidad y una manutención que, en el caso de Estados Unidos, es de US$1496, poco más de $1 millón (además de US$150 por el o la cónyuge y US$75 por cada hijo). Particularmente, para Nueva York, entregan un poco más de recursos: US$1700. Como contraparte, los beneficiarios deben retribuir al país, regresando a Chile tras finalizados los estudios. En cuanto a los requisitos, además del título, debe acreditarse excelencia académica y se debe estar aceptado por la universidad estadounidense.

Las Becas de Doctorado en el Extranjero – Becas Chile , generalmente, abre sus postulaciones en febrero y las cierra en abril. Este año, postularon 592 personas (admisibles) y se entregaron 359 becas. Usualmente, Estados Unidos tiene el tercer lugar como destino, tras el Reino Unido y España.

Mientras que habitualmente, las Becas de Magíster en el Extranjero – Becas Chile abren en marzo y cierran a principios de mayo. Entregan menos becas que para las de doctorado, 293, y postulan mucho más interesados: 1.224 (admisibles). Estados Unidos es el segundo destino favorito, tras el Reino Unido. Cubren todas las áreas del conocimiento, menos MBA o los Magíster en Derecho. Existen, además, becas de magíster en áreas prioritarias (recursos hídricos; resiliencia ante desastres de origen natural y; transformación digital) y para profesionales de la educación.

Por lejos, Becas Chile es la agencia que entrega más opciones de financiamiento a los chilenos que desean estudiar en el extranjero. Más información en: www.conicyt.cl/becasconicyt/

Fulbright:

Se trata de una comisión creada para facilitar la administración de programas de intercambio educativo entre Chile y Estados Unidos, y que se financia con fondos de ambos países. Para los chilenos, cuenta con becas de postgrado, tanto de magíster como de doctorado, además de estadías más cortas. Fulbright provee una serie de beneficios económicos y de apoyo. Por ejemplo, entrega material de apoyo y costea los exámenes que deben darse para postular a las universidades estadounidenses. Los más usuales son el Test Of English as a Foreign Language (TOEFL), que cuesta US$240 ($165 mil) y el Graduate Record Examinations (GRE), US$205 ($140 mil).

También asesora en el proceso de búsqueda de universidades en EE.UU. y luego apoya y paga las postulaciones a las casas de estudio de interés para el becario. Por ejemplo, la postulación a Columbia University y a New York University cuestan US$110 ($75 mil), que son dos de las casas de estudio con más postulantes de Becas Chile de magíster 2018.

Fulbright además complementa la manutención, apoya en la postulación de la visa, crea una comunidad de beneficiarios de Fulbright y entrega el seguro de salud “Accident and Sickness Program for Exchanges” (ASPE).
A Fulbright se postula con un nivel alto de inglés, 95 puntos en TOEFL. Conscientes de que este idioma aún es deficitario en nuestro país, Fulbright y CONICYT crearon la Beca de Igualdad de Oportunidades de Doctorado (Beca BIO) para estudiantes procedentes del sistema público de enseñanza, con nivel de excelencia en sus estudios de pregrado, vulnerabilidad económica y bajo nivel de inglés.

La Beca BIO, incluye todos los beneficios de las becas de Conicyt y de Fulbright, pero además, esta ultima agencia se encarga de costear un curso de nivelación de inglés en Estados Unidos antes del inicio del doctorado. Son sólo 30 cupos anuales.

Más información en: www.fulbright.cl

Becas de las propias universidades

Cada universidad cuenta con ayuda financiera para sus estudiantes. En la mayoría de los casos, los estudiantes que no pertenecen al estado en cuestión o los extranjeros, pagan un precio superior a los locales.
Por ejemplo, en el caso de UCSD, un residente de California paga US$ 17.019 anualmente por cursar un posgrado (más de $11 millones). Alguien fuera del estado, como Erick Armingol, debería pagar USD$32.121 (US$31 millones). Y a eso hay que sumarle otros costos como alimentación y transporte. UCSD calcula que si el estudiante vive dentro del campus -algo habitual en Estados Unidos-, cuesta USD$20 mil anuales ($13,5 millones) y si lo hace fuera del campus, unos USD $24 mil anuales (más de $16 millones). Becas Chile entrega un poco menos de recursos, US$18 mil anuales.

Por eso, en el caso de Erick, la universidad no le ofreció una beca completa por los altos costos que él involucraba. Pero sí una beca parcial, que complementa sus gastos personales (además de un seguro). “En Estados Unidos tienen financiamiento, pero son más para residentes, lo que sí puede ocurrir es que sea más un complemento de recursos”, comenta Erick y añade: “Mi consejo es intentarlo, no se pierde nada. Si uno hace las cosas, genera la posibilidad de que resulten”.