¿Qué estás buscando?

Fabio Pérez Muñoz, músico chileno y miembro de SIMUC: “La música en comunidad”

El director musical Fabio Pérez Muñoz, miembro de SIMUC, presentó en la Église Notre Dame du Travail de París un programa sinfónico-coral centrado en la relación entre el romanticismo y la religiosidad. La orquesta y el coro de la asociación Musique en Lumières, de la cual Fabio Pérez es director artístico, interpretaron el Stabat Mater de Rossini y La canción del destino de Brahms. El cuarteto solista en la primera obra incluyó a la soprano chilena Jenny Navarro.

La carrera de Fabio Pérez Muñoz en Francia se remonta a 2006. Tras completar las carreras de violonchelo y teoría de la música en la Universidad de Chile, se trasladó a la nación gala, donde obtuvo diplomas en dirección de orquesta y viola da gamba, además de un máster en musicología en la Universidad de la Sorbona. Ha realizado investigaciones sobre la interpretación actual de las óperas de Haydn y ha enseñado en varios conservatorios de Francia. También ha dirigido ensambles en Francia, Chile, Brasil y Argentina, además de componer música para películas y teatro.

Como director de los ensambles Musique en Lumières, I Cieli Immensi y Ensemble Vocal d’Avignon, gran parte del trabajo de dirección de Fabio Pérez en Francia ha involucrado a músicos amateurs, con participación de músicos profesionales en la preparación de los conciertos. Esta mezcla ha dado los resultados más positivos: los profesionales se han revitalizado al liberarse de la rutina, y los amateurs se han sentido motivados a subir su nivel. El “círculo virtuoso” en este tipo de ensamble “comunitario” suele incluir al público, que establece un compromiso especial con los músicos, en el cual el concierto es una extensión del cálido compartir entre personas unidas simplemente por el amor a la música. La sólida formación del director en los ámbitos de la musicología y la interpretación históricamente informada, así como su variado repertorio, que va desde el Réquiem alemán de Brahms hasta una desconocida obra para marionetas de Haydn, no hace más que sumar interés a la propuesta.

Todo esto puede explicar en parte la alta convocatoria de público alcanzada por los conjuntos dirigidos por Fabio Pérez cuando presentaron el programa Rossini-Brahms en mayo y junio pasado en otros escenarios parisinos y que llevó a la realización de este tercer y también muy concurrido concierto, que incluso atrajo al secretario de la Sociedad Rossini.

Este músico chileno, líder de comunidades musicales francesas, tiene en carpeta varios proyectos interesantes, entre los que se incluye el montaje de una serie de óperas de cámara, de música religiosa francesa barroca y contemporánea y una adaptación para teatro y música del Quijote junto a la compañía “Le rugissement de Libellule”, dirigida por su esposa, Lorène Ehrmann, con quien ya ha colaborado en el ámbito de la ópera.

Fuente: SIMUC