¿Qué estás buscando?

Jean-François Couture: “Creo que un programa que muestre a los estudiantes lo que ellos pueden lograr, siempre será una gran estimulación al éxito de un país”

El especialista en leucemia y director del Translational and Molecular Medicine (TMM) de la U. de Ottawa, cuenta cómo ha sido esencial formar profesionales con conocimiento técnico para enfrentar los complejos desafíos biomédicos del futuro. Bajo ese lema, el académico vendrá a Chile por primera vez en enero próximo para participar en el simposio “Presente y Futuro de la Ciencia en Chile: una perspectiva renovada para el siglo XXI”.

En 2016, la Universidad de Ottawa en Canadá, creó el  nuevo programa de pregrado Translational and Molecular Medicine (TMM) de la Facultad de Medicina y hace algunas semanas se graduó la primera generación de estudiantes. Esta carrera busca conocer la biología de los temas médicos, aplicando el conocimiento técnico para desarrollar nuevos tratamientos o tecnologías.

El objetivo de TMM es generar puentes entre la ciencia básica y la medicina clínica desde la misma formación de pregrado. Al respecto, Couture comenta: “pienso que TMM enseña a los estudiantes a ser curiosos y les demuestra que la investigación biomédica no es tan difícil de realizar. Les enseñamos cómo formular una pregunta científica, cómo diseñar un experimento en torno a esa pregunta y cómo interpretar los resultados para luego formular la próxima pregunta”.

El también profesor del Departamento de Bioquímica, Microbiología e Inmunología de uOttawa añade: “TMM muestra a los estudiantes a mantenerse curiosos y la importancia de construir tu red profesional sin importar los objetivos profesionales. Este programa es diferente porque nosotros continuamente transitamos entre el laboratorio y el salón de clases. Así, los estudiantes ven la experiencia práctica de lo que ven en clases y eso hace que la experiencia del aprendizaje sea mucho más importante en nuestra opinión”.

Además los estudiantes deben aprender “Comunicación de la Ciencia”, un curso central en TMM porque muestra que se debe confeccionar la presentación a la medida de la audiencia que está escuchando y enseña la relevancia del lenguaje corporal, dándole importancia a cómo conectar  y generar redes,  “creemos que las habilidades de aprendizaje que ellos ganen en el curso serán válidas y aplicables a cualquier cosa que hagan en la vida, desde postular por un fondo hasta convencer inversores para inyectar nuevos recursos en su compañía. La comunicación lo es todo”, explica.

Para ser aceptados en TMM, los estudiantes deben cursar por dos años una “disciplina relevante” como bioquímica, ciencias biomédicas o biofarmacéuticas, química o biología. Luego deben postular al programa con calificaciones destacadas (mínimo 7,7 de un máximo de 10). El número de estudiantes es clave, sólo 40 por generación.

La apuesta de Universidad de Ottawa con un programa como TMM es que los jóvenes se interesen por integrar ciencia básica y aplicada para así generar nuevas tecnologías o tratamientos en el ámbito de la medicina. “Creo que el programa que muestre a los estudiantes lo que ellos pueden lograr, siempre será una gran estimulación al éxito de un país”, comenta.

En Chile, algunas universidades cuentan con laboratorios con foco en medicina traslacional (U. de Chile, PUC y U. de la Frontera). Otras, como la Universidad del Desarrollo, ofrecen talleres de ciencia traslacional a los investigadores en biomedicina ya formados. Porque, evidentemente, “sin importar si fue formulada por un estudiante de pregrado o por un investigador senior, una idea siempre será una idea y, a veces, una buena”, dice Couturea.

Couture se dedica a investigar los mecanismos que causan la leucemia y se interesó en esta área como “padre de dos maravillosos hijos y testigo cercano de esta enfermedad”. Su enfoque está en la proteína Myeloid Lymphoma Leukemia (MLL), que participa en la progresión y agresividad de este cáncer, “la leucemia infantil siempre ha sido algo cercano al corazón. Cuando comencé con mi laboratorio, mi interés en epigenética (el estudio de los mecanismos que regulan la expresión de los genes) combinado con mi experiencia personal de vida directamente me llevó a estudiar las proteínas de MLL”, cuenta.

El miércoles 9 de enero, Couture será uno de los oradores principales del seminario “Presente y Futuro de la Ciencia en Chile”, que organiza el chileno y profesor asociado de uOttawa, Emilio Alarcón.

La actividad, que se realizará en la Universidad Autónoma (Santiago), planea presentar y discutir el ejemplo canadiense de apoyo en las primeras etapas de los investigadores (Early Career Investigators, ECI) para producir ciencia más diversa, innovativa y conectada con la comunidad. Esto, como una alternativa para Chile para sembrar nuevas ideas que puedan tranformarse en nuevas tecnologías que beneficien al país y a la calidad de vida de los chilenos. La actividad cuenta, entre otros, con el apoyo de Imagen de Chile, la Embajada de Canadá, la Red de Investigadores Chilenos en Canadá (Redicec), diversas universidades chilenas y CALDO, entre otros.

Para más información: http://ecichilecanada.com/