¿Qué estás buscando?

María José Apud, MSc/MA en Ingeniería en Diseño e Innovación: “Es necesario llevar a Chile las herramientas para generar innovación”

Luego de titularse de Bioquímico en la Pontificia Universidad Católica, María José Apud se dio cuenta de que podía hacer algo más que sólo dedicarse a su disciplina. Fue así como llegó a Londres, donde además de perfeccionarse en un área completamente distinta al trabajo de laboratorio, co-creó Ripple, un dispositivo capaz de captar emociones a través de las feromonas. Desde Inglaterra nos cuenta su experiencia y proyectos.

Al salir del colegio, María José Apud (28) no tenía muy claro qué estudiar, sólo sabía que quería desarrollarse en el área de la salud, en un espacio donde pudiera hacer algo innovador en el futuro. Fue así como ingresó a estudiar Bioquímica a la Pontificia Universidad Católica, en una búsqueda por “entregar soluciones a la gente a través de la ciencia”, según sus propias palabras. Por este interés llegó a trabajar en dos importantes laboratorios de investigación de terapias contra el cáncer, pero lo que ella quería hacer era ciencia aplicada a la innovación, y «en Chile estaba casi obligada a hacer un doctorado o clases”, comentó.

apud

María José Apud es Bioquímico en la Pontificia Universidad Católica.

Actualmente cursa un MSc/MA en Innovation Design Engineering (IDE) en un programa conjunto entre el Royal College of Art y el Imperial College of London, en la capital inglesa. Simultáneamente trabaja en el proyecto Ripple, un dispositivo (aún en etapa de prototipo) capaz de escanear y detectar a través de las reacciones y lenguaje corporal si alguien se siente atraído a quien lo utiliza. El accesorio, que actualmente sólo está disponible para el uso femenino, amplía la percepción de la mujer a través de sensaciones físicas y, si el interés es mutuo, percibe las reacciones naturales y amplifica el lenguaje corporal de la usuaria en respuesta a la mirada de su pretendiente.

“Ripple nació de la necesidad que tienen las personas de estar más inmersos en el mundo virtual que en la interacción real, muchas veces por inseguridad y temor al rechazo. Es por eso que se hace más difícil la comunicación cara a cara y, en este caso, el “cortejo”. La idea de este dispositivo es mejorar los canales de comunicación física y ampliar nuestra conciencia de lo que sucede alrededor”, comentó Apud.

Respecto de cómo fue trabajar en el proyecto, María José y sus compañeros dedicaron mucho tiempo a la investigación en terreno, y luego de realizar más de 40 experimentos determinaron que era mejor partir el desarrollo en mujeres, basados también en estudios que concluyen que cuando una mujer es quien toma la iniciativa en el plano amoroso, el porcentaje de éxito en la interacción es mucho más alto que cuando se trata de hombres. Por otro lado, quisieron salir de la norma de generar un producto que deje a los hombres como aventajados por sobre las mujeres y, finalmente, porque el dispositivo debe estar en un lugar visible (usa cámaras para detectar gestos), y era más sencillo incluirlo en algún accesorio o prenda de vestir.

En este momento Ripple se encuentra en etapa de exhibiciones. Durante el mes de mayo estuvo en una feria de tecnología en Berlín, Alemania, y actualmente está en concurso para ser expuesto en uno de los museos más importantes de Londres. “Hemos tenido mucha prensa porque todo lo que tiene que ver con citas y temas amorosos vende mucho, sobre todo si es en el área de la innovación, e incluso vamos a aparecer con Ripple en un programa de la televisión alemana que está muy interesado en lo que logramos desarrollar con el equipo”, comentó.

Desarrollar el conocimiento en diversas áreas

Para María José es importante destacar la gran ventaja que ha significado para ella estudiar en este programa multidisciplinario, haciendo hincapié en la visión de perfeccionamiento y campo laboral que existe en Inglaterra. “Aquí no importa tanto lo que uno haya estudiado al principio, sino que se te da la oportunidad de desarrollarte en lo que te gusta, con tus mismas herramientas. Si uno estudia arte y se da cuenta que le gusta algo distinto, aquí te dan la oportunidad de desarrollarlo, y eso es una ventaja muy grande que no tenemos en Chile, lamentablemente”.

IMG_0079

Actualmente, María José trabaja en el proyecto Ripple, un dispositivo (aún en etapa de prototipo) capaz de escanear y detectar a través de las reacciones y lenguaje corporal si alguien se siente atraído a quien lo utiliza.

Estar en Londres, explica, también ha sido un punto a favor en su carrera en materia de innovación. “En el fondo todo está pasando acá, y si necesitas hablar con un experto en un área determinada, está acá en Londres, o hay exhibiciones relacionadas con el tema, por el mismo hecho de que la ciudad donde estás tiene una red mucho más amplia y es más fácil publicar tus proyectos en revistas especializadas, museos, o en la academia”, comentó, destacando también la importancia de que Chile pueda desarrollarse en materia de innovación entregando más herramientas y oportunidades a profesionales que buscan profundizar en otras áreas del conocimiento.

“Cuando terminé de estudiar pedí orientación a mis profesores y me dijeron que lo que yo quería hacer era muy difícil en Chile, así que terminé haciendo clases de Ciencias, donde descubrí otra forma de comunicar esta materia”, cuenta. Luego de una intensa búsqueda encontró uno de los programas multidisciplinarios que no le exigía título de ingeniero o diseñador. Así fue como estuvo cuatro meses desarrollando un portafolio de proyectos para postular, fue a Londres a una entrevista que duró 10 minutos y quedó seleccionada en el programa que comenzó en septiembre de 2015.

Sobre su experiencia destaca la importancia de trabajar desde lo práctico por sobre la teoría, la oportunidad de desarrollar habilidades de manera más libre y ser un profesional más integral. Por otro lado, otra motivación que tuvo para hacer este giro en su carrera es porque es hija de padre científico y madre interiorista, y su especialidad mezcla un poco de ambos aprendizajes que tuvo desde niña. “Mi mamá es autodidacta y siempre vi que era capaz de aprender todo lo necesario para desarrollar su trabajo, a pesar de no ser experta, eso también fue una gran motivación para mí”, finalizó.