Nicolás Emilfork: “Se puede ser músico desde distintas perspectivas”

El guitarrista clásico de la Universidad de Chile, master en música y estudiante de doctorado en Artes Musicales bajo la guía de Adam Holzman en la Universidad de Texas at Austin, conversó con la Red de Talentos de Imagen de Chile, ChileGlobal, sobre las motivaciones que tuvo para dedicarse a la música, su experiencia en Estados Unidos y cómo ve el futuro de la educación artística en nuestro país.

Cuando era niño Nicolás Emilfork (37) tuvo su primer acercamiento a la música, cuando sus padres le ofrecieron la posibilidad de aprender a tocar un instrumento. “Comencé entre los 10 y 11 años, aunque creo que mis padres no tenían la idea de que me convertiría en un músico profesional. Afortunadamente me apoyaron cuando tomé la decisión, tanto desde el punto de vista afectivo como económico”, recuerda.

Actualmente se encuentra escribiendo su disertación doctoral, que explora distintos aspectos de cuatro sonatas para guitarras latinoamericanas hechas por Carlos Guastavino, Guido Santórsola, Ronaldo Miranda, y Roberto Sierra. Paralelamente, Emilfork sigue dando conciertos, y planea participar en un par de concursos. Además, escribe artículos culturales para el sitio web chileno “El Guillatún” y para “Revista Pterodáctilo” en Estados Unidos, donde habla principalmente de temas académicos relacionados con musicología, política cultural, y futuras audiencias.

IMGP5292

Nicolás Emilfork comenzó su camino en la música cuando tenía entre 10 y 11 años.

El camino de Nicolás para llegar a Estados Unidos se inició porque siempre tuvo interés en perfeccionarse en el exterior y la inquietud de dedicarse a enseñar en universidades, luego de su experiencia en la Universidad de Chile con el profesor Ernesto Quezada. “Busqué y di con la cátedra de Adam Holzman, uno de los mejores profesores de guitarra de Estados Unidos, y simultáneamente vi que la University of Texas at Austin contaba con departamentos de musicología, etnomusicología y teoría de primer nivel que también podían aportarme mucho”, recuerda.

El viaje se concretó en agosto de 2011 gracias a una Beca Chile. Actualmente, en su investigación doctoral explora las tensiones del concepto detrás de lo que se entiende como música latinoamericana. “De una u otra manera esa diversidad es única en el repertorio y creo que ahí radica su riqueza. Paralelamente cuestiono los conceptos de lo auténtico o lo que se entiende por esto en música; incluso la idea de una guitarra propia de un país en forma unilateral”, comenta.

El camino de la música

Junto con una experiencia rica en aprendizajes, su estadía en el país del norte le ha permitido a Emilfork incluir otros conocimientos que han enriquecido su obra. “Estudiar aquí me ha entregado la posibilidad de recibir enseñanzas de profesores y colegas de gran nivel académico y humano, además de desarrollar una vida familiar profunda y privilegiada, en la que el nacimiento de mi hija ha potenciado todos los aspectos como ser humano y músico. Nunca olvido que mi profesor manifestó que después del nacimiento de mi hija he podido mejorar aún más mi técnica y musicalidad”, aseguró.

Apoyado por profesores, decidió encauzar su carrera hacia la labor académica y de investigación, para unir la interpretación y la musicología. Esto ha implicado mucho trabajo, pero a la vez grandes satisfacciones -menciona- como la posibilidad de exponer y dar una “lectura-recital” en la reunión anual de la American Musicological Society en Canadá el año 2016.

En cuanto a sus planes a futuro, el músico tiene hoy la prioridad de terminar su doctorado dentro del año académico, seguir dando conciertos y escribiendo. Luego planea postular a trabajos y tener la posibilidad de enseñar. “Me encantaría poder ser profesor y enseñar en las dimensiones que he desarrollado mi carrera. En otras palabras, me encantaría tener mi cátedra de guitarra y poder dictar paralelamente cursos de historia y análisis”, afirma.

Esto porque Emilfork considera que la educación artística en Chile puede tener un buen futuro, siempre y cuando impulse el aprendizaje de un instrumento sin hacer discriminaciones en cuanto al tema económico. “En edad escolar, creo que se debe tener en mente un tema de equidad relacionado a que todo niño, independiente del ingreso económico y otros factores, tener acceso a una enseñanza musical que incluya la posibilidad de aprender un instrumento, y al mismo tiempo que cuente con profesores capacitados para dicha tarea”, señaló.

Ya a un nivel más avanzado, de pregrado, el músico considera que sería importante que existiera un diálogo con otras carreras y facultades, ofreciendo cursos a otras menciones y también la posibilidad de estudiar instrumentos de manera electiva, clases que en este caso pueden ser dictadas por alumnos de postgrado. En su experiencia también destaca que sería bueno que a nivel de postgrado se facilitara la implementación y desarrollo de programas de maestría apuntando al contexto de la región; en otras palabras, tratar de convertir a Chile en un centro de desarrollo musical – educacional a nivel latinoamericano.

En este desarrollo también juega un rol importante el trabajo de redes, como el implementado por la Red de Talentos de Imagen de Chile, ChileGlobal. Al respecto indicó que “es una iniciativa importantísima por tres motivos: primero porque reúne a gente que investiga o trabaja en proyectos que se vinculan de una u otra manera al país, lo que permite la creación de redes de investigación e incluso el comienzo de proyectos de colaboración. También porque permite la organización de congresos, conferencias, o reuniones temáticas en torno a temas relacionados a Chile y, finalmente porque nos recuerda el lugar de dónde venimos, y por qué es importante que un país como el nuestro invierta en capital humano en una multiplicidad de áreas”.

¿Quieres saber más sobre Nicolás Emilfork?

Te invitamos a leer:

Nicolás Emilfork, guitarrista clásico: “El talento es necesario, pero el trabajo lo es aún más”

Compartir:

Comentar: