¿Qué estás buscando?

Nuestra gastronomía: una poderosa dimensión de promoción internacional

Por Myriam Gómez, Directora Ejecutiva de Imagen de Chile.

“Con los Andes montañosos, las regiones de la Patagonia, Santiago y su vida urbana, las ciudades costeras y portuarias, Chile es uno de los países más diversos de Sudamérica. Cada área del país ofrece a los viajeros entornos únicos y la cocina chilena es igualmente variada. Hay abundantes recetas en cada región y platos clave que puedes encontrar sin importar dónde te lleve tu viaje (…)”. Así comenzaba un extenso reportaje de la afamada revista Travel and Leisure, publicado en 2017, invitando a disfrutar nuestras empanadas, pastel de choclo, erizos y mote con huesillos, entre otros.

Este artículo es sólo uno de muchos ejemplos que reflejan que nuestra gastronomía se está posicionando, cada vez más, como una poderosa dimensión de posicionamiento internacional. De hecho, según un monitoreo realizado por Imagen de Chile a los medios extranjeros en 2017, del total de artículos sobre turismo y panoramas en el país, alrededor de un 20% se enfocó en realzar nuestro potencial culinario y vitivinícola.

Más allá de las cifras, es fundamental destacar el valor de mostrar nuestras preparaciones al mundo, pues ellas reflejan no sólo la diversidad de nuestro territorio y cultura, sino también los valores que distinguen a nuestra gente, relativos a la calidez, el afán integrador y la preservación de nuestras tradiciones.

Igualmente, resulta importante constatar que, a nivel interno, existe una alta valoración en torno a la cocina local. De acuerdo a nuestros estudios, un 79% de la ciudadanía cree que ésta mejora la imagen país más allá de las fronteras, mientras que un 82% considera que los sabores propios abren un espacio para compartir y disfrutar.

Dado este potencial, existe una gran oportunidad para seguir mostrando esta dimensión en el extranjero. Para ello es clave que los actores del mundo público y privado trabajemos juntos y coordinados, para difundir un mensaje coherente que apunte a que cada vez más personas descubran y se cautiven con las recetas que nos representan de sur a norte.

Asimismo, es prioritario e imprescindible que cada chileno sea un activo embajador de nuestra cocina, la conozca, la difunda y la comparta con orgullo, lo cual sin duda impactará favorablemente nuestra imagen país.

Fuente: Marca Chile