¿Qué estás buscando?

Reunión Nexos Chile-USA 2015: Un llamado al desarrollo de la ciencia

Bajo el lema “Beyond the bench: demystifying the impact of science in the community” (Más allá del laboratorio: desmitificando el impacto de la ciencia en la comunidad), a principios de noviembre en Boston tuvo lugar la sexta reunión anual de Nexos Chile-USA. Con el objetivo de dialogar en torno al rol de investigadores y científicos, en la actividad se planteó también la necesidad de convertirse en agentes de  cambio.

“Casi todos los participantes en la VI Reunión Anual de Nexos Chile-USA eran investigadores chilenos radicados en Estados Unidos, pero que sienten las ganas de contribuir desde sus espacios de trabajo al desarrollo de la ciencia en su país de origen”, explica el doctor Marcelo Díaz-Bustamante, uno de los directores y fundadores de la mencionada entidad organizadora del evento. Y este fue el espíritu que inundó los espacios de la actividad, realizada en la Universidad de Harvard, los días 6 y 7 de noviembre.

2

Público asistente a la VI Reunión Anual de Nexos Chile-USA.

Colaboración, diálogo, comunicación, creación de un proyecto a largo plazo, ampliación de las áreas de investigación, fueron algunos de los conceptos que se repitieron con frecuencia en la reunión. “Quedamos muy contentos con la calidad de la discusión, con la actitud propositiva y constructiva de la gente, con las ganas de ayudar”, comenta el doctor Díaz- Bustamante, investigador del Instituto Lieber para el Desarrollo del Cerebro, en la Universidad Johns Hopkins.

Por otro lado explica, este encuentro sirvió para reforzar la labor realizada por la red en Estados Unidos. “Por cinco años consecutivos recibimos fondos del Ministerio de Relaciones Exteriores  a  través de la Embajada, pero esta fue la primera vez en que lo hicimos totalmente independientes. Si bien fue un gran desafío, hay harta gente que cree en Nexos y su misión”. Una de estas entidades, una vez más, fue la Red de Talentos ChileGlobal de Imagen de Chile, que apoyó la reunión en la que este año participaron cerca de 60 personas.

Considerando que esta versión tuvo un cambio de enfoque hacia el rol de los propios investigadores en la sociedad, en ese punto se centraron las principales conclusiones, reforzando que son ellos mismos los que tienen la capacidad de generar cambios. “Es nuestra labor el que la gente entienda la relevancia de la ciencia, que es mucho más cercana de lo que ellos se imaginan (…) Si logramos comunicar la ciencia a la gente, ellos aprenderán a valorarla, así será la propia sociedad quien exija cambios para el desarrollo de esta área”, enfatiza el co-director de Nexos Chile-USA.

3

Esta versión del Encuentro, tuvo un cambio de enfoque hacia el rol de los propios investigadores en la sociedad.

Para conversar en torno a este tema y plantear nuevas investigaciones, la conferencia contó con sesiones de discusión, mesas de trabajo, simposios, paneles, short talks y una interesante lista de expositores, como la doctora Kahleen E. Whitlock,Profesor Titular del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso (CINV)yDirectora del Programa Ciencia Al Tiro de la Universidad de Valparaíso.

“En el encuentro conversamos sobre las opciones para los científicos, por qué Chile parece no valorar a los científicos, y qué ocurrirá con los más de tres mil chilenos preparándose en el extranjero. Además, creo que la calidad de las presentaciones fue extremadamente alta”, asegura la doctora Whitlock. Afirma también que para los países donde los chilenos están trabajando, como Estados Unidos, la ciencia es importante, “pero desafortunadamente el gobierno Chile no comparte esa visión (…) Olvidan que en los lugares donde el dinero proviene de descubrimientos científicos, el gobierno y la industria han invertido fuertemente en ciencias básicas y en educación científica”.

En esa línea, el doctor Marcelo Díaz- Bustamante destaca que durante el encuentro se habló justamente del rol de quienes se están formando en el extranjero, quienes no necesariamente tienen que volver al país para generar una retribución. “La colaboración es la mejor forma de aportar al desarrollo de la ciencia. Para qué vamos a obligar a la gente a regresar si no existen tantas posiciones de trabajo. Ofrezcamos vías alternativas y tendremos muchos mejores resultados”, puntualiza.

marcelo

Doctor Díaz- Bustamante, investigador del Instituto Lieber para el Desarrollo del Cerebro, en la Universidad Johns Hopkins.

De esta misma conversación se desprendió la necesidad de abrirse a oportunidades para emprendimientos. Díaz- Bustamante cree al respecto que “los chilenos no estamos muy acostumbrados a esta palabra porque hemos crecido en un país donde se exportan materias primas y se importa tecnología. Eso está cambiando, pero debemos hacer a un lado los estigmas y el miedo al fracaso”.

El doctor Gabriel León, Director del Centro para la Comunicación de la Ciencia de la Universidad Andrés Bello y otro de los expositores en la actividad realizada en Boston, complementa con otra de las ideas que surgieron en ese marco: la necesidad de que los científicos se conecten mejor con su entorno. “Esto quiere decir que debemos generar una cultura al interior de la comunidad científica que permita sacar a la investigación de los laboratorios y conectarla con la gente”, explica.

Para eso, añade, la comunicación social de la ciencia debería ser parte fundamental de su quehacer, por lo que deberían existir programas que incorporen cursos de esta área en su plan de formación. “Si bien la gente intuye que la ciencia es relevante a nivel social, no está establecido explícitamente a nivel masivo. En ese sentido somos nosotros los llamados a buscar canales de comunicación eficientes y trabajar codo a codo con los periodistas que cubren esta área”, afirma el bioquímico y doctor en biología celular y molecular.

4

La actividad cumplió 100% con las expectativas de los organizadores.

La comunicación se enmarca también dentro de otro punto que se destacó durante la reunión: la necesidad de un plan a largo plazo, que además contemple varias áreas de investigación. La doctora Whitlock comenta que su área, por ejemplo (neurobiología del desarrollo y genética), está muy poco representada en el país. “Uno no puede echar a andar un programa de ciencias aplicadas sin tener un programa básico de investigación de alta calidad. Eso es fundamental para entrenar a científicos de alta calidad”, afirma y comenta en esa línea que parte de la importancia que tienen grupos como Nexos Chile-USA es poner presión al gobierno para desarrollar un plan de ciencia. Uno que se construya usando los “excelentes recursos humanos con los que cuentan.”

A juicio del doctor Gabriel León, el aporte de redes como Nexos Chile-USA va también por la posibilidad de generar colaboraciones o tener acceso a equipos y tecnologías ausentes o pobremente representadas en Chile. “Además del componente científico también se discuten políticas públicas de I+D y se trabaja en una agenda que permita proponer buenas ideas para la profesionalización de la carrera científica en Chile, el aumento de la inversión en ciencia y tecnología, la búsqueda de una institucionalidad adecuada para el área y en general la discusión de políticas públicas que, basadas en evidencia, permitan que el país alcance el pleno desarrollo”, menciona.

En este punto concuerda el doctor Marcelo Díaz Bustamante y concluye: “Creemos que hoy en día las redes son súper importantes. Los científicos afuera no tienen representación, sin embargo tienen mucho que decir y que aportar, pero una voz no es lo suficientemente fuerte para hacerse escuchar. El que los científicos se reúnan en una sola voz, le da un gran valor a la red”.