¿Qué estás buscando?

Te invitamos a leer la columna: “La responsabilidad del intérprete con la música chilena”, publicada por Priscilla Vergara, miembro de SIMUC

Priscila Vergara es licenciada en ciencias y artes musicales, licenciada en educación y profesora de música titulada de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Actualmente cursa estudios de máster en enseñanzas artísticas de interpretación solista, mención piano, junto al maestro Luca Chiantore en el Centro Superior de Enseñanza Musical Katarina Gurska, España. Ha realizado numerosos conciertos en Chile y Europa. En reconocimiento a su labor artística y docente, obtuvo en el año 2016 una beca otorgada por el Gobierno de Chile para realizar estudios de posgrado en el extranjero a través del Fondo de la Música.

La oportunidad que se me ha brindado para realizar mis estudios de magíster de interpretación en piano fuera del país ha sido una maravillosa experiencia de la cual estoy profundamente agradecida. Agradecida primero, de las enseñanzas que recibí en mi país las cuales me capacitaron para emprender este nuevo desafío, y agradecida del Gobierno de Chile que me ha otorgado una beca a través del Fondo de la Música, beca que dudaba muchísimo en poder obtenerla, ya que la línea de formación y becas comprende un presupuesto muy acotado y en el cual cada proyecto musical debe competir con otras líneas artísticas, en este panorama adjudicarse los fondos parece ser casi un milagro. Con esto no pretendo desanimar a aquellos que se encuentran postulando o tienen intenciones de postular a las becas del fondo de la música, ya que hoy en día son de las pocas ventanas que tenemos algunos para poder estudiar en el extranjero. Lo que aquí planteo es que es una tarea difícil, pero no imposible, creo que uno de los aspectos fundamentales para poder obtener los fondos son, tener muy claros los objetivos del proyecto, que estos contribuyan a mejorar o fortalecer el desarrollo artístico nacional y conseguir el apoyo de músicos académicos o de instituciones que respalden nuestra carrera y nuestro proyecto.

Actualmente me encuentro acabando mi magíster y han transcurrido casi dos años en que dejé la vida que había construido en Chile para embarcarme en esta nueva etapa. En este tiempo me he planteado una serie de inquietudes, debo aclarar que ésta es una visión muy personal: yo no sé si será que al radicarse fuera del país el sentido patriótico florece como por arte de magia, porque la realidad es que cuando nos encontramos en Chile solemos ser muy críticos de todo y muchas veces priman los pensamientos pesimistas. Pero cuando viajamos y nos instalamos en otro lugar que muchas veces suele ser a miles de kilómetros de distancia de nuestro país, estas percepciones cambian paulatinamente. Esto no supone que ahora que nos encontramos fuera dejamos de ser conscientes de todo lo que se podría cambiar en nuestro país, pero hay algo que se activa en nosotros y que hace que nos conectemos con Chile más de lo que era cuando estábamos viviendo en él.

[…]

Para terminar de leer la columna, ingresa al siguiente link: https://bit.ly/2JXzmEE

Fuente: SIMUC